Cómo actuar ante una inspección de trabajo

Cómo actuar ante una inspección de trabajo

La Inspección de Trabajo tiene como finalidad comprobar que en la empresa se cumplen todos los preceptos legales establecidos en cuanto a relaciones laborales y
protección de los derechos de los trabajadores.

Es importante dejar al Inspector realizar su tarea

En la mayoría de los casos los inspectores de trabajo son personas con
alta cualificación profesional y permiten una comunicación fluida.

El Inspector puede pedir que se le muestren las instalaciones, que se identifique a los
trabajadores y pedir información de diverso tipo como el Libro de Visitas de la Inspección de Trabajo, el justificante de inscripción de la empresa en la Seguridad Social, los Contratos de los trabajadores, los Registros de entrada y salida de la plantilla, etc.

Lo que no es conveniente en ningún caso

es adoptar actitudes que impidan, dificulten o retrasen su labor.

¿Qué ocurre si se detecta algún incumplimiento?

Si se comprueba que hay algún tema en el que no se está cumpliendo la
legislación vigente, se puede dar al empresario un plazo para que realice los cambios necesarios y volver más adelante para comprobar qué estos se hayan producido.

La alternativa es que directamente se levante un Acta de Infracción. Esta comunicación le llegará al empresario a través de correo certificado, teniendo el mismo un plazo de 15 días para presentar sus alegaciones y será la Administración la que decida si finalmente se impone o no la sanción propuesta por el Inspector.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter